sábado, 25 de octubre de 2008

El Poeta y La Usura

sobre: Ezra PoUND
(no sé quien es el autor del ensayo)



Presentación
Los teóricos han hablado mucho de la usura, expresando como este monstruo (en verdad el quinto jinete) establece la injusticia y el desequilibrio en la sociedad. Para los que no hayan comprendido quizás les sea positivo escuchar lo que un gran poeta tiene que decir sobre el tema, y eso porque la expresión va más allá que el discurso...
Resplandece
En la mente del cielo Dios
Quién lo creó
más que el sol en
nuestro ojo.
Quinto elemento: el fango (Napoleón, lo dijo)
Con usura nadie tiene buena casa
Hecha de piedra... (Cantar LI) Ezra Pound dedicó unos cincuenta años a la elaboración de un inmenso libro al que el mismo llamo "gran bulto, enorme masa, dinosaurio". Su titulo "The Cantos” hace referencia a los cantares de gesta medievales: pretende ser la obra que describa la fundación y momentos clave del mundo contemporáneo, según el modelo épico de La Odisea, o El paraíso perdido.
En múltiples Cantares considera a la usura como el gran enemigo del hombre, aquello que destruye las bases de una sociedad sana, basada en el trabajo y en el desarrollo personal, y no en la explotación. En este. sentido desarrolló sus teorías económicas, expuestas en numerosos ensayos como ABC of Economics, de 1934.
En esa época, y rastreando en Europa los restos de la civilización pre‑renacentista, se encontró metido de lleno en la vorágine fascista. Quiso ver en Mussolinni al hombre capaz de hacer frente a la banca internacional. En el transcurso de varias entrevistas, Ezra Pound pidió personalmente a Mussolinni la prohibición de la usura, entre otras medidas económicas que consideraba urgentes.
Al finalizar la guerra fue juzgado por alta traición, a causa de sus emisiones radiofónicas en Radio Roma, en las cuales exhortaba a los soldados americanos a abandonar la guerra. Dicho juicio fue un evidente atentado contra la libertad de expresión tal y como está definida en la Constitución de los Estados Unidos. Fue condenado y encerrado, primero en una cárcel de Pisa (donde escribió sus Cantos Pisanos), y luego en el hospital de Santa Isabel, manicomio cercano a Washington donde permaneció hasta 1958.
Cuando salió de la "cárcel" se trasladó de inmediato a Italia, donde siguió afirmando hasta su muerte (en 1972) que la Segunda Guerra Mundial no la ganó la democracia sino la "usurocracia demo‑liberal". Quizás Ezra Pound no fue lo suficientemente civilizado como para rendir pleitesía ni a la prensa ni al mercado, y su visión del hombre era la de un ser enraizado en la tierra, y no una marioneta. De ahí su desprecio a la post‑civilización contemporánea... Pensemos lo que pensemos de su adhesión al fascismo, no hay duda de que la voz de este hombre completo debe ser escuchada. Ezra Pound no vino por usura.
Sobre su significación actual decir que en una amplia encuesta realizada por la revista literaria Das Gedicht se le consideró el poeta más importante del siglo. Por ello su figura está siendo burdamente utilizada por grupos neonazis, lo cual está en perfecta contradicción con sus motivaciones y el espíritu de su obra: "si el amor no está en casa/ no hay nada", tal como se expresa en numerosos cantos.
Temas constantes de su poesía son el amor como misterio, el coito como unión sagrada, el trabajo manual santificado, la sabiduría como "definición precisa": el saber estar de lo ente en su sitio, la perfección del mundo material que el verbo poético ilumina. Estos son los valores que contrapone a la violencia, la avaricia, la esclavitud y la guerra: "War, one war after another,/ Men start 'em who coudn't put up a good he‑roost" (Canto XVII), o en el XXXVIII, cuando elogia la política de Gahndi de no comprar "ni algodón ni armas" a los europeos...
En el Cantar XIV realiza un repugnante retrato del político y del usurero, así como de sus secuaces de la prensa, etc. La naturaleza del tema justifica el tono empleado, y su autor lo denominó Hell Canto, pues en verdad ellos están en el infierno. Sobre ello escribió: "El infierno no es divertido. Ni una broma. Y cuando sigas adelante encontrarás individuos, no abstracciones. Incluso los Cantares XIV y XV contienen individuos, aunque no son dignos de mención como tales”. Otro poema contra la usura es el XVL, uno de los más celebrados.
Incluimos también un fragmento del Cantar XLVII y el inicio del Cantar I. Se trata de una invitación al viaje. En el XLIX, que presentamos íntegro, se expresa un sentimiento vital de simplicidad y armonía vinculado a la economía agraria. Su obsesión por las culturas del extremo oriente le llevó a incluir numerosos ideogramas en sus poemas.
Los cantares completos son 117 y ocupan mucho más de un millar de páginas, en las que combina historia, mitología, filosofía, economía, autobiografía, citas en diversos idiomas, e te. En ese magma lleno de información (otra de las obsesiones de Pound) a veces la más pura, simple y directa poesía resplandece. Por todo ello, esta breve muestra es como sacar un vaso del agua más turbia de un río ancho y caudaloso.

2 comentarios:

Gustavo Campos dijo...

El "ensayo" sobre Pound es un desorden. Recomiendo tener cuidado con la elección de textos que suban, así como su disposición discursiva, en otras palabras: que sea legible y ordenado.
Otra recomendación: cambiar el color de letras y quizás el de fondo, a menos que sus intenciones sean las de incomodar la lectura, u homenajear algún frente revolucionario o movimiento "cheísta", incentiva descontinuar su lectura.
Y no está de más secundar la petición de Darío.

Edmond Dantes. dijo...

Lo tomaremos en cuenta, se agradecen las recomendaciones.